• Manila Mango

Música en vivo para una Boda

Además de emplearla durante la fiesta, hay varios otros momentos de la celebración que podrán amenizar y armonizar con música en vivo. Los revisamos todos en el siguiente artículo.


Más allá de personalizar la decoración de matrimonio o incorporar en los votos nupciales frases de amor de autoría propia, también es posible elegir las canciones que desean escuchar en su enlace nupcial. ¿Prefieren la música en vivo por sobre la envasada? Si es así, chequeen todos los momentos en que podrán recurrir a voces o instrumentos, desde la postura de anillos de oro en adelante. ¡Le darán a su boda un sello muy personal!


Para la entrada de la novia

Ya que será uno de los momentos más esperados, la música que lo acompañe debe ser también muy especial. Desde un coro con guitarra que entone alguna canción religiosa, hasta una solista lírica que interprete el clásico “Ave María” de Franz Schubert. Ahora, si prefieren decantarse por la tradicional marcha nupcial de Felix Mendelssohn, la pieza tocada en órgano le dará aún más rimbombancia a ese momento. Para la salida de los novios, en tanto, pueden musicalizar con el “Aleluya”, de Haendel, a cargo de un conjunto de cuerdas.


Para el cóctel

A la espera de la llegada de los novios, los invitados podrán disfrutar de un cóctel mientras rompen el hielo entre ellos mismos. Y para eso, nada mejor que amenizar con un repertorio que sea melódico y suave a la vez. Por ejemplo, con un trío de saxofón, contrabajo y piano que interprete canciones de todo tipo, pero en versión instrumental. Desde clásicos como ‘How deep is your love’ de Bee Gees, hasta éxitos más modernos como ‘Happy’ de Pharrell Williams. Conseguirán una ambientación única.


Para el arribo a la recepción

Si quieren darle un toque de majestuosidad a su llegada al banquete, ya oficialmente portando sus anillos de oro blanco, contraten un dúo que musicalice piezas con trompeta. Se sentirán como unos reyes entrando a su palacio. “Hornpipe” de Haendel, por ejemplo, será perfecta para anunciar su llegada.


Para el primer baile

¡Uno de los momentos más emotivos! Si desean mantener la tradición bailando el vals de Johann Strauss, “El Danubio azul”, háganlo al son de un violinista que lo interprete en vivo. Le sumará a ese instante mágico aún más romanticismo. Eso sí, canciones para el primer baile encontrarán muchísimas, por lo que solo dependerá del cariz de la celebración. Por ejemplo, si les gustan las bandas sonoras, “My heart will go on”, de “Titanic”, suena hermosa en flauta traversa. O “Unchained melody”, de “Ghost”, los llevará a las nubes reversionada en piano. No obstante, si se inclinarán por una decoración para matrimonio campestre y bailarán una cueca, contraten a un grupo folclórico, que además le pondrá picardía a su enlace nupcial.


Para el almuerzo o cena

El jazz y el bossa nova son los estilos favoritos para ambientar el banquete, pues contribuyen a crear una atmósfera envolvente y relajada. Además de ser ambas corrientes de música muy elegantes, encontrarán un amplio catálogo con bandas de jazz o bossa nova instrumental que podrán contratar para su celebración. De este modo, no solo se lucirán con los adornos de matrimonio que incluyan en su montaje de mesas, sino también con la música que escojan para crear ambiente.


Para la fiesta

Finalmente, aunque se salten todos los anteriores, la música en vivo para la fiesta sí que no les puede faltar. Además, encontrarán tantos tipos de agrupaciones como estilos de matrimonio. Desde bandas de rock & roll, pop o rock latino, hasta orquestas de cumbia, grupos de salsa o exponentes de la pachanga. El único requisito es que el repertorio sea dinámico y para bailar.


Sus invitados lucirán aún más su trajes y vestidos de fiesta en la pista de baile con la mejor música. Eso sí, hay otros momentos igualmente posibles de musicalizar, como el instante en que alzarán sus copas de novios para el primer brindis de casados.

1 visualización0 comentarios